El apego y nuestros patrones de relación

mi web 14

La manera de relacionarnos la aprendemos en la relación con las primeras relaciones significativas, y ellas van a marcar nuestras relaciones afectivas y de intimidad en nuestra edad adulta.

Cuando hablamos de apego nos referimos al vínculo afectivo y emocional que establece el bebé con la figura materna o cuidador. Esto va a repercutir en la creación de vínculos afectivos y va a ser la base de la capacidad humana para el amor.

La teoría del apego fue formulada por el psiquiatra Bowlby , nos explica los efectos de los vínculos tempranos de protección en el desarrollo psicológico del neonato y el infante, y las consecuencias de no contar con ello. Sostenía que los sistemas de apego infantiles son similares a los que luego se ponen en juego en las relaciones amorosas.

Los distintos tipos de apego serían;

El apego seguro, donde el niño llora por la separación de la madre y se calma cuando vuelve. La madre constituye una base segura en la que se puede confiar y le proporciona seguridad y apoyo. En este caso la persona tendrá una buena base para crear relaciones afectivas adecuadas, sabrá buscar la intimidad y tendrá una buena imagen suya y de los demás.

El apego inseguro, que puede ser evitativo y ansioso.

El apego evitativo, se da cuando al niño parece no afectarle la marcha de su madre y tampoco su regreso, es como si estuviera desconectado de la emoción. Ha elegido como sistema de defensa contra el dolor la evitación y se va a sentir más seguro sin contacto, en el aislamiento. Serán personas que tienen un mal concepto de los otros y necesitarán mantener distancia para que no les dañen, tendrán frialdad emocional y evitarán la intimidad.

En el apego ansioso, la figura de apego no va a calmar y no aporta seguridad al niño. Son niños que no pueden separarse de su madres y temen el abandono, viviendo con gran ansiedad la relación. Serán personas con una baja autoestima y una buena imagen de los demás. Con gran preocupación por el otro,no se sienten merecedores de amor y tienen un gran miedo al abandono.Crearán relaciones de dependencia, no saben estar solos.

El apego desorganizado ocurre cuando la figura de apego no sólo no da seguridad, sino que también provoca miedo al niño. La imagen que se construye del otro y de uno mismo es contradictoria y poco clara, ya que la figura de apego es al mismo tiempo fuente de miedo , de seguridad y protección. Este tipo de apego lleva a tener relaciones contradictorias, de amor y odio.Son personas con comportamientos muy poco previsibles.

Estas maneras de relacionarnos nos sirvieron en un momento dado de la vida, las hemos mantenido porque es lo que aprendimos, y ahora en la edad adulta han dejado de ser funcionales.Podemos aprender a relacionarnos de otra forma diferente.

logo colegio de psicologos sin fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: